SCOTTISH ALE:

Cerveza ambarina, suavemente frutada, con un leve aroma a tostado y caramelo, este estilo tiene sus orígenes en los Highlands Escoceces.

INGREDIENTES: Aguas, maltas, lúpulos y levadura.
Refermentada en botella.